Primeros pasos

He tenido una semana algo convulsa. He encontrado trabajo por unos días, quizás 6, quizás más. El primero de los 6 tuve un accidente in itinere. Por suerte, las consecuencias se limitaron a una tortícolis que la postura en mi sitio de trabajo no me permite mejorar. La peor parte se la llevo Musgui, mi gran pequeño coche. Pero Musguito, cual noble caballero allí sigue en pie, dando guerra. Así que, como dice Pili, mi semana no ha sido nada buena para mi estrés.

Entrando en materia, he de decir que sigo sin pesarme (lo haré en unos días para confirmar que he llegado a la meta), pero creo que he conseguido grandes avances a la hora del control de las comidas, sobre todo a no saltarme ninguna  ¡y la ropa me queda más holgada!

¿adelgaza comiendoQué hice esta semana? No pasar hambre. Me explico, aunque no he podido mantener un horario concreto, sí he comido algo aproximadamente cada dos horas y media, así que nunca llegue a la siguiente comida con hambre ni ansiedad. Comí tranquilamente, despacio, y también sin darle demasiada importancia a lo que comía, la cuestión era alimentarme, y que mi cuerpo recibiese cada cierto tiempo una porción de proteínas, hidratos de carbono y grasa. Así que, sin mucho esfuerzo, estoy activando mi metabolismo.

Aunque de momento no puedo seguir una dieta propiamente dicha, estoy en camino a mi nueva vida saludable tomando QN omega3, durmiendo todo lo que puedo y comiendo más a menudo. ¡Funciona!

Como dijo Françoise Sagan, “gozar de buena salud, dormir sin miedo y en despertarse sin angustia” es lo que quiero para mí y para todos mis amigos.

Anuncios